Mantenimiento y cuidados de los compresores

Hola, soy Manuel, el blogger de compresoraire.net, un sitio web dedicado a los compresores de aire y las herramientas neumáticas.

En este artículo, te voy a hablar sobre el mantenimiento y los cuidados de los compresores de aire, una tarea fundamental para alargar la vida útil de estos equipos y evitar averías o accidentes.

Para que un compresor de aire funcione correctamente y ofrezca un rendimiento óptimo, es necesario realizar unas revisiones periódicas y seguir unas pautas de cuidado. De lo contrario, puede sufrir desgaste, pérdida de eficiencia, sobrecalentamiento, fugas, corrosión o incluso roturas. 

Además, un maquina mal cuidada puede suponer un riesgo para la seguridad de las personas y el medio ambiente.

Por eso, en este artículo te voy a dar algunos consejos prácticos para que sepas cómo mantener y cuidar tu compresor
de aire en buen estado y evitar problemas.

También te voy a mostrar algunos productos y repuestos que te pueden ayudar en esta tarea. Así que sigue leyendo y aprende todo lo que necesitas saber sobre los cuidados de esta maquina tan versátil.

Manos a la obra!!

mantenimiento y cuidado de compresores de aire

¿Qué tipo de mantenimiento y cuidados necesita un compresor de aire?

El cuidado en los compresores de aire se puede clasificar en dos tipos: preventivo y correctivo. 

El mantenimiento preventivo del compresor (desde ahora MP) consiste en realizar una serie de revisiones y operaciones periódicas para prevenir posibles fallos o averías y asegurar un correcto funcionamiento.

El mantenimiento correctivo del compresor ( desde ahora MC) consiste en reparar o sustituir las piezas de recambio o componentes que se hayan dañado o deteriorado por el uso o por algún incidente.

El MP es el más recomendable, ya que permite alargar la vida útil del compresor, mejorar su rendimiento, reducir el consumo energético y evitar costosas reparaciones. 

El MC es inevitable en algunos casos, pero se puede minimizar si se realiza un buen mantenimiento preventivo.

La frecuencia y el tipo de MP que necesita dependen de varios factores, como el modelo, el tamaño, el tipo (de pistón, de tornillo, etc.), el uso y tiempos de inactividad (horas de funcionamiento, grado de carga, etc.) y las condiciones ambientales (temperatura, humedad, polvo, etc.). Por eso, lo mejor es consultar el manual del fabricante del compresor y seguir sus indicaciones al respecto.

No obstante, para el mantenimiento y cuidados de los compresores hay algunas tareas de mantenimiento generales que se pueden aplicar a la mayoría de los compresores y que se deben realizar con regularidad. 

Estas so

Limpiar el filtro de entrada de aire

El filtro tiene la función de evitar que entren partículas o impurezas al interior del motor y que puedan dañar el mecanismo o contaminar el aire comprimido. 

Se debe limpiar cada semana o cada 50 horas de uso (lo que ocurra primero) con un cepillo o con aire a presión.

Si el filtro está muy sucio o deteriorado, se debe instalar uno nuevo.

Revisar el nivel y la calidad del aceite

El lubricante tiene la función de lubricar las partes móviles del compresor y evitar el desgaste o la fricción.

Se debe revisar el nivel de aceite cada día antes de poner en marcha el compresor y verificar que el nivel está entre las marcas mínima y máxima del visor o la varilla.

También se debe observar el color, la consistencia y cambiarlo si está oscuro o espeso ya que por el uso o paso del tiempo se puede degradar la calidad. 

El cambio de aceite se debe hacer cada 500 horas de uso o cada seis meses (lo que ocurra primero) con uno específico para compresores.

IMPORTANTE: no todos los compresores están lubricados por aceite.

Vaciar el depósito o calderín

Los depósitos de aire es donde se almacena el aire comprimido generado.

En su interior se produce condensación de agua debido a los cambios de temperatura y presión. Esta agua puede provocar corrosión en el depósito o en las tuberías y herramientas conectadas.

Por eso, se debe vaciar el depósito cada día después de usar el compresor, abriendo la válvula de drenaje y dejando salir el agua y el aire residual.

Este mantenimiento evita fugas de aire provocada por la corrosión.

También se debe limpiar el interior del depósito cada año para eliminar la suciedad o el óxido que se haya acumulado.

Limpiar los intercambiadores de calor

Los intercambiadores de calor son los encargados de enfriar el aire comprimido y el aceite. Están formados por unas aletas metálicas que disipan el calor por convección.

Se deben limpiar cada mes o cada 200 horas de uso (lo que ocurra primero) con un cepillo o con aire a presión para eliminar el polvo o la suciedad que puedan obstruir el paso del aire y reducir la eficiencia de la refrigeración.

Revisión de correas, válvulas y mangueras

Las correas son las que transmiten el movimiento del motor al mecanismo.

Las válvulas son las que regulan el flujo y la presión del aire comprimido.

Las mangueras son las que conectan el compresor con las herramientas neumáticas.

Se deben observar cada mes o cada 200 horas de uso (lo que ocurra primero) y comprobar que no haya
grietas, desgaste, holgura, fugas o daños que puedan afectar al funcionamiento. Si hay alguna anomalía, se debe ajustar, reparar o sustituir la pieza afectada.

¿Qué productos y repuestos se necesitan para el mantenimiento de un compresor de aire?

Para realizar las tareas de mantenimiento se necesitan una serie de productos y repuestos que faciliten las operaciones y aseguren el buen funcionamiento del equipo. 

Algunos de estos productos y repuestos son:

Aceite para compresores

Es el lubricante que se utiliza para reducir la fricción y el desgaste entre las partes móviles.

Hay diferentes tipos de aceites según su composición (sintético, semisintético o mineral), su viscosidad (SAE) y su calidad (API).

Se debe elegir el adecuado para cada modelo y tipo de compresor siguiendo las recomendaciones del fabricante.

El aceite se debe sustituir periódicamente según el uso y la calidad del mismo para obtener una lubricación adecuada.

mantenimiento y cuidados de compresores de aire

Filtros de aire

La función del filtro de aire es evitar que entren partículas o impurezas al interior y puedan dañar el mecanismo o contaminar el aire comprimido.

Existen diferentes formatos de filtros según su forma (cilíndrico, cónico, etc.), su material (papel, tela, metal, etc.) y su grado de filtración (micras).

Sigue las recomendaciones del fabricante para elegir el filtro adecuado para cada modelo y tipo de compresor

Es necesario limpiar o remplazar periódicamente según el uso y la suciedad del mismo.

Cambiar los filtros es tarea esencial en el mantenimiento de compresores.

mantenimiento y cuidado de compresores aire

Filtros de aceite

La misión del filtro de aceite es eliminar las impurezas o los residuos que se generan en el aceite debido al desgaste o a la oxidación.

Como en el resto de filtros tenemos diferentes tipos de filtros según su forma (cilíndrico, cónico, etc.), su material (papel, tela, metal, etc.) y su grado de filtración (micras).

Para la elección del filtro adecuado para cada modelo y tipo de compresor es vital seguir las recomendaciones del fabricante.

El cambio se dará según el uso y la calidad del lubricante.

Separadores de agua y aceite

Fabricados y diseñados para separar el agua y el aceite que se mezclan en el aire comprimido debido a la condensación y a la lubricación, son conocidos también como secadores de aire y es una pieza esencial a revisar para el correcto mantenimiento del compresor.

Como el resot de elementos y repuestos tenemos diferentes tipos de separadores según su forma (cilíndrico, esférico, etc.), su material (plástico, metal, etc.) y su método de separación (centrífugo, coalescente, etc.).

Cada separador viene determinado por las recomendaciones del fabricante. 

El separador se debe limpiar o cambiar periódicamente según el uso y la calidad del aire comprimido.

mantenimiento y cuidado de compresores aire

Correas

Son las que transmiten el movimiento del motor al mecanismo.

Los diferentes tipos de correas según su forma (plana, trapezoidal, dentada, etc.), su material (goma, cuero, poliéster, etc.) y su longitud.

Para la correcta elección de una correa adecuada sigue las recomendaciones del fabricante.

La correa se debe inspeccionar, ajustar o cambiar periódicamente según el uso y el desgaste de la misma.

Estos son algunos de los productos y repuestos más comunes que se necesitan para el mantenimiento de un
compresor de aire. 

Sin embargo, hay otros más específicos o menos frecuentes que también pueden ser necesarios en algún momento.

Por ejemplo, válvulas, mangueras, juntas, anillos, pistones, cilindros, rodamientos, etc. Para estos casos, lo mejor es consultar con un proveedor especializado en repuestos para compresores que pueda ofrecer una amplia variedad y una buena calidad.

Recuerda, un sistema de aire con un buen mantenimiento, alarga su vida, favorece ahorro de energía y previene accidentes.

 

En nuestra web compresoraire.net puedes encontrar una selección de los mejores productos y repuestos para
compresores de aire del mercado. 

Además, te asesoramos sobre qué producto o repuesto es el más adecuado y cómo
instalarlo correctamente.

Y así es como se cuida tu compresor de aire. Espero que te haya gustado este artículo y que te haya servido
para aprender algo nuevo.

Si te ha parecido útil, no dudes en compartirlo con tus amigos. ¡Hasta pronto!

Scroll al inicio